Publicidad

75 años, la nueva edad de jubilación

No es una novedad, ni es exclusivo de unos países u otros. La población se envejece, vive más y, por tanto, tiene que trabajar más antes de llegar a la jubilación. Cuando en España debatimos si la jubilación debe ser a los 62 o a los 65 años, en Estados Unidos asumen que tendrán que trabajar mucho más. Un artículo aparecido la semana pasada en www.dailyfinance.com ya advertía a los que ahora mismo son estudiantes de educación obligatoria que su futuro pasa por trabajar hasta los 75 años para, primero, pagar sus préstamos estudiantiles y, después, para ahorrar lo suficiente para asegurarse un buen retiro. Es una realidad, pero explica el artículo que hay maneras de prepararse para ello e, incluso, reducir esa edad. Algo podremos aprender en España de ello.

75 años, la nueva edad de jubilación

La web americana empieza argumentando que los estudiantes empiezan a cargarse de deudas desde su etapa de formación, ya que muchos necesitan préstamos para estudiar. No sólo eso, citando un estudio de Nerdwallet explicaba que los estudiantes se enfrentan, además, a un aumento de los alquileres bastante importante que puede suponer más del 30% de sus ganancias. Ambas circunstancias impiden que haya un ahorro desde la juventud.

Sin embargo, la web explica que hay maneras de reducir la deuda de juventud e ir ahorrando dinero para adelantar la jubilación. Empieza diciendo que vivir con los padres después de acabar la carrera puede ser un poco embarazoso, pero es una manera clara de ahorrar dinero y reducir gastos al máximo. Es obvio. Afirma el estudio de Nerdwallet que vivir con tus padres hasta los 25 años te permitiría jubilarte a los 70, cinco años antes, pues el gasto se reduce, en circunstancias normales, drásticamente.

En el artículo se destaca, además, que los diferentes departamentos de ayuda estudiantil permiten pagar los prestamos vinculándolos a lo que el sujeto gane en su vida laboral llegando a perdonar la deuda pendiente después de 20 años siempre que se haya ido pagando religiosamente las cuotas establecidas.  Además, estos planes son especialmente interesantes para personas que trabajan para el estado con ventajas sustanciales.

El artículo destaca el hecho de que tú puedes reducir el pago de tu deuda estudiantil refinanciándola en una financiera privada que, eso sí, te exigirá una cierta solvencia crediticia y un trabajo estable y afirma que, si eres capaz de ir ahorrando, aunque sean pequeñas cantidades, pero de manera continuada, tu jubilación será más temprana y desahogada. Recomendaciones lógicas y obvias, pero que no está mal recordar.

También te puede interesar:

La jubilación anticipada

¿Qué jubilación le espera a un autónomo que ha cotizado por la base mínima?

Ocho lugares excelentes donde retirarse tras la jubilación

Juega para saber cómo será tu jubilación

Imagen de Evlakhov Valeriy de shutterstock

Publicidad