Publicidad

Caja de Ingenieros

El Grupo Caja de Ingenieros le ofrece diferentes opciones de Planes de Pensión que se pueden combinar con el fin de obtener la estabilidad y la diversificación que mejor se adapte a su caso particular. Elija el plan que se adapta mejor a su perfil o combine los que más le interesen:

CI Plan de Previsión Asegurado

Una modalidad de seguro de vida-ahorro que combina las ventajas de un seguro y las de un Plan de Pensiones.

CI Renta Fija PP

Invierte el 100% del capital en renta fija para proporcionar la máxima seguridad.

CI Financiero PP

Los ahorros se invierten un mínimo del 70% en renta fija; el porcentaje restante se destina a renta variable.

CI Mixto PP

Este plan invierte hasta un 50% en renta variable.

CI Bolsa PP

En este plan se invierte hasta un 75% del capital en renta variable nacional e internacional.

CI Multigestión PP

Este plan invierte más del 75% en renta variable de los mercados de países pertenecientes a la OCDE, para aprovechar las mejores oportunidades y la diversificación que ofrece el estar presente en los mercados más importantes del mundo.

CI Inmobiliario PP

Este plan invierte principalmente en fondos de inversión inmobiliarios y sociedades de inversión inmobiliarias, y la rentabilidad que se obtiene no depende directamente de la evolución de los mercados financieros.

CI Multiestrategia PP

Un plan que persigue una rentabilidad equivalente al EONIA + 100 puntos básicos y una volatilidad baja (alrededor del 1%) para consolidar los beneficios que se obtienen.

La Caja de Ingenieros es una sociedad corporativa que ofrece a sus socios una amplia gama de productos, servicios bancarios y seguros.

Su principal objetivo es conseguir día a día un aporte que sea un valor añadido para el socio.

Caja de Ingenieros ofrece trato personalizado, y la más alta tecnología que permite que los socios operen desde cualquier parte del mundo vía internet, con el apoyo de teleingenieros web, o por teléfono.

Más información

Fiscalidad en los planes:

La principal ventaja es reducir la base imponible del IRPF, con los siguientes límites máximos, dependiendo de la edad del aportante:

  • Si usted tiene hasta 50 años, el límite anual es 10.000 € (con el tope del 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas)
  • Si tiene más de 50 años, el límite es de 12.500 € (con un tope del 50% de los ingresos).

Estos límites podrán subir ya que, con independencia de las reducciones anteriores, si su cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000 euros anuales, podrá reducir las aportaciones realizadas a favor de su cónyuge, con el límite máximo anual de 2.000 euros.

Existen casos especiales para aquellas personas con minusvalía igual o superior al 65%, que podrán aportar hasta un límite de 24.250 euros. Y si usted es familiar de minusválido en línea directa, colateral hasta el tercer grado o cónyuge, y quiere hacer aportaciones a favor de éste, podrá hacerlas de forma complementaria a la suya, siempre con el límite de 10.000 euros anuales. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250 €.

Publicidad