Publicidad

Cinco reglas de la jubilación que no deberías seguir

La mayoría de guías y expertos repiten una serie de reglas que hay que seguir a la hora de ahorrar e invertir para la jubilación. Sin embargo, no todas son igual de efectivas, éstas son seis que merece la pena ignorar.

¿Existen formas buenas y malas de jubilarse? Lo cierto es que no hay jubilación mala salvo la que no logra cubrir los gastos del pensionista. Lo que sí hay son caminos más o menos largos para acceder a una jubilación en las condiciones que deseas y estos son cinco atajos que deberías evitar si quieres lograrlo.

mitos de la jubilacion

Depender de las pensiones públicas

Confiar en que no habrá cambios en el actual sistema de pensiones o que éstos serán para mejor es confiar demasiado en el Gobierno. El actual sistema de pensiones está lejos de ser sostenible en los niveles de prestaciones de hoy en día. Pero incluso si las pensiones fuesen sostenibles, tu pensión dependería de lo que untercero decida en cada momento y no de lo que tú decidas hacer con tu dinero para ahorrar a largo plazo.

Si algo deberíamos tener claro es que complementar la pensión pública con ahorro privado no es ya una alternativa, sino una obligación.

Comenzar a disfrutar del dinero para la jubilación antes de tiempo

Si tu dinero está invertido en planes de pensiones deberás esperar 10 años desde que realizaste la primera aportación para recuperar el dinero o jubilarte antes -el resto de alternativas para rescatar el plan es mejor ni pensarlas porque implicarán problemas para tu bolsillo o tu salud-. Esta falta de liquidez de los planes de pensiones puede ser una ventaja para el ahorrador manirroto.

Sin embargo, si completas tu ahorro en planes de pensiones con fondos de inversión y otros productos -algo muy recomendable- sí que podrás accceder a tu dinero en cualquier momento. Eso sí, no debes hacerlo. Puede parecer que has logrado juntar mucho dinero, pero piensa que también tiene que durar mucho tiempo.

Hay quienes apuntan a que se puede retirar un 4% del ahorro para la jubilación, pero con el aumento de la esperanza de vida y de los gastos durante la jubilación -hay más opciones de ocio- este porcentaje puede ser excesivo si no queremos sobrevivir a nuestra pensión.

Jubilarse del todo porque ‘es lo que hay que hacer’

Cada vez son más las personas que optan por la jubilación parcial o por combinar emprendimiento y pensión pública. Si llegados a los 67 años te sientes útil, explora las opciones para mantener tu actividad de forma legal. Aquí te explicamos la más habitual, que es la de la jubilación parcial, sus ventajas y desventajas.

Más allá de estas alternativas, otra vía para mantener tu actividad puede ser a través de inversiones en empresas a las que puedas aportar no sólo dinero, sino también conocimientos.

ahorro par ala pension

Esperar hasta los 65 para jubilarte

En el lado contrario está la edad legal de jubilación, que está ahí para determinar en qué momento debes abandonar el trabajo. En este punto también existen fórmulas para jubilarse antes de tiempo.

Descubre la jubilación anticipada, quienes pueden acceder y cuánto te costará.

Si quieres jubilarte antes lo primero que debes hacer es calcular cuánto te costará, es decir, qué parte de la pensión dejarás de percibir. A partir de ahí todo es cuestión de planificarte e invertir por un lado y recortar gastos por otro. Por su puesto, siempre podrás optar por la solución intermedia de trabajar a tiempo parcial y vivr una especie de retiro laboral mientras sigues activo.

Seguir ligado a la vivienda familiar

Si en su momento compraste una casa mayor para poder albergar a toda la familia, también tiene sentido que la cambies por otra más pequeña cuando los hijos ‘abandonen el nido’. El problema es que son pocas las personas que lo hacen. La mayoría tiende a mantener la casa familiar, lo que a su vez afecta al precio de la vivienda.

Si eres capaz de cambiar de casa y alquilar tu antiguo piso o venderlo, tendrás mucho avanzado hacia tu jubilación. Sobre la opción de alquiler o venta, la ventaja del alquiler es que será un renta con la que contar todos los meses y que por un lado servirá para pagar tu vivienda -también vivirás de alquiler- y que por otro supondrá un ingreso adicional.

Esto son sólo cinco ejemplos de cuestiones que deberás plantearte y valorar antes de planificar tu jubilación e incluso cuando hayas empezado ya tu plan. Hacerlo puede suponer la diferencia entre costearte el retiro dorado que has soñado o no poder hacerlo.

También te puede interesar

Imagen – Pixabay

Publicidad