Publicidad

Claves y objetivos en los planes de pensiones

Ya hemos repasado en anteriores textos algunos elementos básicos a la hora de plantearse la contratación de planes de pensiones como era el hecho de marcarse objetivos en los planes de pensiones, objetivos que en inicio, como punto de partida en una primera instancia marcábamos siempre el hecho de batir a la inflación, obviamente, objetivo de rentabilidad mínima.

Sin embargo existen otras cuestiones también muy importantes, diríamos determinantes, y que van a influir de manera total en el resultado final derivado de la contratación de un plan de pensiones, otra de estas cuestiones es el momento en el que se contrata el plan.

Claves y objetivos en los planes de pensiones: el momento

 

Los 10 planes de pensiones más contratados

 

Tal vez, llevados por la euforia del entorno, hace 10 años ante la pregunta de una persona recién incorporada al mercado laboral sobre cuándo acceder por primera vez a un plan de pensiones, pudiéramos haber contemporizado e incluso, haber recomendado otras opciones iniciales marcando un perfil de edad determinado como punto de arranque a las aportaciones a los planes de pensiones, tal vez, pero desde luego hoy en día la mejor respuesta que se puede dar a esa pregunta es; de manera inmediata.

La necesidad de productos complementarios a las presiones de jubilación es una evidencia incontestable, y, por otro lado, el iniciar tempranamente las aportaciones a los planes de pensiones, al margen de los beneficios fiscales (que en el fondo no son más que un pago diferido) lo cierto es que va a permitir dos cuestiones muy importantes; por un lado manejar las aportaciones con mucha más soltura, obviamente a mayor plazo de tiempo mayor posibilidad de repartir las aportaciones y los importes de estas vamos a tener cara a conformar un capital más rendimiento interesante, por otro lado y no menos importante, está el hecho de la posibilidad de hacer trabajar a lo largo del tiempo diferentes modalidades de planes de pensiones.

Esta última opción lo que nos va a permitir es desarrollar un proyecto a largo plazo en el cual podamos jugar con todas las posibilidades que el producto nos permite, buscando en la larga distancia las rentabilidades máximas de las rentas variables más agresivas, aplicando a medida que avanza el tiempo paulatinamente productos más sosegados trabajando sobre rentas mixtas que acabe conduciéndonos a rentas fijas, para, acabar probablemente, consolidando en los últimos años lo conseguido en productos como los planes de pensiones garantizados.

Publicidad