Publicidad

Cómo afrontar las deudas cuando tienes varias

A nadie le gusta tener deudas. De hecho según algunos estudios uno de los temas que menos les gusta a las personas hablar con amigos o familiares, además de su vida amorosa, es de las deudas que tenemos. Ya no sólo es que nos avergüence el tenerlas es que muchas veces no sabemos cómo afrontarlas. Atacamos primero a la mayor para que los intereses sean menores o tratamos de reducir el número de ellas para ir afrontando su eliminación una a una. Partiendo de la base de que cada caso es diferente y que todos tenemos que coger papel, boli y calculadora, vamos a analizar qué ventajas tiene cada uno de estos métodos.

¿Cómo afrontar las deudas cuando tienes varias?

Según la web www.dailyfinance.com lo más interesante podría ser atacar primero la deuda mayor, la que más intereses está produciendo porque es una remora que crece cada día que la seguimos teniendo. Afirma esta web en un artículo que la casi la mitad de las deudas de los hogares americanos proceden de las tarjetas de crédito. De esta manera el 56% de los deudores no pagan mensualmente lo que deben. Partiendo de la base de que cada mes deberás afrontar un tramo de cada una de las deudas que tengas, si priorizas la deuda mayor, con más intereses, sobre las menores, aunque creas que no se nota sí que lo hace porque una vez que hayas acabado con esta primera, ya tienes el hábito de ahorrar para ir pagando, puedes afrontar la segunda deuda más amplia y te has acostumbrado a que ese dinero es para pagar deuda, amén de que los intereses irán bajando. Sigues teniendo deudas, pero te vas quitando las de mayor cuantía e intereses. Este es el llamado método “avalancha”. La pega para este método es que si tienes una deuda grande, por ejemplo, una hipoteca, vas a tardar mucho en pagarla y los intereses de las demás deudas pueden ahogarte.

La segunda forma de afrontar las deudas es eliminarlas de menor a mayor. Como se explica también en la web www.preahorro.com se puede utilizar el “método bola de nieve” en español llamado “cascada” que consiste en que dentro de destinar parte de nuestros ahorros a afrontar todas y cada una de nuestras deudas, destinar nuestros esfuerzos a eliminar las de menos cuantía e intereses de manera que vayamos eliminándolas, lo cual nos produce la satisfacción de ir quedándonos “más limpios” y, al tiempo, podemos ir destinando el dinero que ya nos hemos acostumbrado a ahorrar para afrontar las siguientes deudas. Es interesante por la motivación, pero puede ser desalentadora porque bajamos nuestra deuda muy poco a poco.

Y ahora tú. ¿Cuál crees que es el mejor método para afrontar tus deudas? Tú decides.

También te puede interesar:

¿Se puede embargar un plan de pensiones?

75 años, la nueva edad de jubilación

Cómo afectaría una subida de tipos a tus ahorros

Imagen de Champion studio de shutterstock

Publicidad