Publicidad

Cómo mantener tus ingresos tras jubilarte

Es sin duda una de las preocupaciones que resulta difícil obviar; si la crisis nos ha enseñado algo es a mirar con mejor perspectiva los asuntos económicos, y, entre todo esto, a desconfiar mucho más de un futuro en el que los sistemas de pensiones públicas no van a ser suficiente para poder garantizar la calidad de vida del jubilado (algo que de algún modo ya está ocurriendo con muchos pensiones hoy en día).

Por tanto, la jubilación plantea la duda de cómo mantener los ingresos y por extensión la calidad de vida del recién jubilado, algo que, si no se ha mantenido una previsión previa importante va a resultar difícil aunque, algunas alternativas menores puedan existir en la actualidad.

Jubilación

¿Sabes cuánto dinero te hará falta para tu jubilación? te ayudamos a calcularlo en este post

Prevenir la clave

Este es el meollo de la cuestión. La situación a futuro no augura nada bueno en relación a los importes de las pensiones, decir esto con los importes actuales en vigor ya es decir mucho del panorama que nos vamos a encontrar quienes aún tenemos un trecho por recorrer antes de la jubilación.

La tendencia a no preocuparse de este asunto hasta bien entrada la madurez es algo del pasado, de hecho, independientemente del modelo de ahorro que se elija, ahorrar para la jubilación se ha convertido en una obligación excepto para aquellos a los que realmente el dinero no les hace falta por abundancia (y aún así incluso este perfil se cuida muy mucho de garantizarse una vejez con una calidad de vida igual o incluso mejor de la que ha tenido anteriormente)

El ahorro, como indicábamos, va a ser el asunto principal a la hora de tratar de mantener los ingresos tras la jubilación.  Aquí y desde luego comienzan a surgir las dudas,y lo hacen alrededor de algo tan comprensible como no tener claro qué instrumento de ahorro es el más adecuado.

Durante los años de bonanza económica fueron no pocos los que confiaron en el ladrillo como fuente de plusvalía inmediata pero también como garantía de futuro, esto se ha tornado en un mercado inmobiliario aún con precios a la baja junto con una caída de precios que ha devaluado el valor de las viviendas por debajo de los valores de compra en muchos casos, con lo cual, y teniendo cuenta las dificultades para la venta, para muchas personas ha sido una inversión y ahorro totalmente deficitario.

¿Productos financieros?

Parece la opción más evidente. Desde los productos directamente orientados a tal efecto, los planes de pensiones, donde además podemos utilizar el beneficio fiscal a lo largo de la vida del producto, hasta múltiples combinaciones que incluyen fondos de inversión, cuentas remuneradas, depósitos a largo plazo, deuda pública…

El mayor problema, o mejor dicho, el mayor nivel de resistencia para este tipo de ahorro viene dado tanto por la desconfianza en los productos bancarios (algo ganado a pulso en los últimos ocho años) y por otro lado en la sensación de no urgencia en un ahorro a tan largo plazo, un ahorro que en muchos casos obligará a reducir el consumo, y por tanto a un ajuste de los niveles de calidad de vida al que no todo el mundo en principio parece estar dispuesto.

Lo cierto es que el exceso de consumo en detrimento del ahorro hoy en día no es una buena elección, realmente, nos guste más o menos, las épocas de consumo desenfrenado se han terminado, y la mejor herramienta para garantizar la estabilidad económica de nuestro bolsillo lo largo de toda la vida es nuestro propio sentido común en la relación gastos/ ingresos/ ahorro/Inversión.

Por tanto, efectivamente, una de las vías más evidentes para garantizar el nivel de vida es plantearse un ahorro a muy largo plazo a través de las herramientas financieras.

pensión de jubilación

¿Y trabajar?

En el sector privado es viable no jubilarse a la edad reglamentada, obviamente esto es un modelo que permiten seguir manteniendo el nivel de vida según se cumplen los años, pero, el concepto de jubilación como periodo de reposo tras toda una vida laboral, no es compatible con lo anterior.

La tendencia que viene de Europa, y además que ha calado con fuerza, es la de los jubilados activos que también obtienen rendimiento económico por su actividad aunque no se desempeñe incluso ni en el mismo ámbito profesional que durante el resto de su vida. En el caso de nuestro país estos complejo por las limitaciones a las compatibilidades entre trabajo remunerados y pensiones contributivas, aunque, es cierto que existe la posibilidad de realizar determinados trabajos puntuales bajo parámetros concretos, o dentro del determinados sectores cuando las cotizaciones habían realizado a través de mutualidades de previsión alternativas a la seguridad social, así como algunos segmentos del sector público.

Publicidad

One response to “Cómo mantener tus ingresos tras jubilarte

  1. muy gracioso………despues de estar pagando cuarenta años “la fiesta”, que vengan ahora toda esa chusma de politicos diciendo que no hay dinero para las futuras pensiones, entretanto “la castuza” robando a manos llenas.

Comments are closed.