Publicidad

¿Tiene algún coste traspasar un plan de pensiones?

Si quieres sacar el máximo partido a tus ahorros para la jubilación habrá un momento en el que tendrás que cambiar el plan, bien a otro del mismo banco, bien a uno de otra entidad. Descubre si el traspaso de planes de pensiones tiene algún coste.

¿Tengo que pagar por traspasar mi plan de pensiones? La respuesta es tan clara como contundente: NO. Si quieres cambiar de plan de pensiones, uno de los principales instrumentos de ahorro a largo plazo con vistas a la jubilación, y llevarte tus derechos consolidados -la suma de lo que has aportado más la rentabilidad acumulada- podrás hacerlo a coste cero en cada ocasión que lo consideres conveniente y todas las veces que quieras. Esta inversión compensatoria de la pensión pública, por tanto, cuenta con esa libertad de movimientos.

Ojo a los regalos y a las bonificaciones

La posibilidad de cambiar de efectuar el traspaso de un plan de pensiones a otro es un derecho contemplado por ley y, en principio, la entidad financiera no puede cobrar por realizar el trámite. Sin embargo, en la práctica pueden darse casos en las que el banco sí exija una indemnización, aunque esta deberá estar ligada a alguna oferta previa. Es decir, si la entidad nos ha dado algún tipo de regalo o de bonificación adicional por esta herramienta de ahorro a largo plazo a cambio de un periodo de permanencia, sí que podrá exigir una compensación.

Traspaso-de-planes-de-pensiones-coste

Esta situación se produce cuando, por ejemplo, cambiamos nuestro plan de pensiones de banco para ganar un 4% del saldo traspasado y firmamos una permanencia de tres años, pero al cabo de uno decidimos volver a cambiar. Seguramente el contrato de la bonificación establezca una serie de penalizaciones que habrá que pagar por esta inversión. Por eso mismo, si tu entidad quiere cobrarte por llevar a cabo un traspaso del plan de pensiones, exige que te detallen las cantidades que quieren ingresar y el motivo, la justificación de por qué quieren cobrártelas.

Si no es tu caso y has ido aumentando los fondos del plan de pensiones con tus aportaciones, la entidad financiera no puede cobrarte nada en concepto de traspaso del plan de pensiones, según queda recogido en la normativa de la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones, el organismo estatal encargado de regular estos instrumentos de ahorro y de supervisar la actividad de las entidades que los ofrecen.

Plazo de traspaso de los planes de pensiones

En cuanto al plazo en que debería realizarse el traspaso de un plan de pensiones de una entidad a otra, la normativa obliga a que se ejecute en un periodo máximo de quince días. Sin embargo, en la práctica, lo habitual es que la entidad encargada de traspasar los fondos se demore un poco más.

Documentación requerida

Para traspasar tu plan de pensiones, solo tienes que acercarte a la nueva entidad con la siguiente documentación:

  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Toda la información sobre el plan de pensiones que se tiene contratado.
  • Firmar el contrato de adhesión al plan elegido en la nueva entidad.

Por qué cambiar de plan

En la mayoría de los casos, el estímulo que provoca el traspaso del plan de pensiones es una bonificación. Las ofertas por traspasar el plan de pensiones proliferan y es fácil encontrar regalos de todo tipo por esta inversión, desde televisiones hasta tablet PC pasando por dinero contante y sonante, como, por ejemplo, un porcentaje de la cantidad traspasada. En definitiva, una buena fórmula para sacar una rentabilidad extra a esta inversión compensatoria de la pensión pública y lograr ahorro a largo plazo. Eso sí, recuerda que tendrás que pagar impuestos por estos obsequios.

shutterstock_267048611

 

No obstante, hay que tener en cuenta que existen incentivos de sobra para traspasar un plan de pensiones más allá de los regalos y las bonificaciones. De hecho, antes de aceptar uno de ellos hay que leer la letra pequeña, estudiar las comisiones y la rentabilidad que ofrece el plan de destino, dado que, de otra forma, el cambio puede terminar no compensando –aquí te contamos cuáles sí y cuáles no-. En cualquier caso, el principal motivo para efectuar un traspaso del plan de pensiones debe ser buscar una mayor rentabilidad con vistas a la jubilación y un plan que se adapte mejor a nuestros objetivos para conseguir ahorro a largo plazo.

No hay un plan que dure toda la vida porque las necesidades de inversión cambian en función de todas las etapas previas a la jubilación. Es decir, que hay un momento vital para cada plan. Durante los primeros años será recomendable arriesgar un poco más para obtener mayor rentabilidad porque todavía habrá tiempo de enmendar errores. Por el contrario, la prioridad cuando se acerque la edad de jubilación habrá de ser no perder lo acumulado, aun a coste de un beneficio más exiguo. Es decir, se recomienda un comportamiento más conservador. No hay un plan que permita avanzar en los dos sentidos, así que tarde o temprano deberás cambiarlo.

0001

Fiscalidad del traspaso del plan de pensiones

La cuestión tributaria de esta inversión con vistas a la jubilación cuenta con una evidente ventaja: su fiscalidad está diferida al momento en que se produzca el rescate de los fondos. Es decir, que, en la práctica, no habrá que pagar impuestos por el planes de pensiones hasta que el ahorrador decida recuperar el dinero de la inversión. Como consecuencia, debido al interés compuesto, el montante acumulado crecerá con mayor celeridad, puesto que no se va restando anualmente la parte que en condiciones habituales se destinaría al pago de las tasas impositivas.

Esta legislación afecta, igualmente, al traspaso del plan de pensiones. Así, no resultará necesario abonar los tributos que corresponderían cuando se tome la decisión de cambiar de banco o de aseguradora buscando un producto que se adapte mejor a nuestras necesidades o, simplemente, tratando de aprovechar el incentivo que muchas entidades financieras ofrecen en forma de dinero en efectivo o regalos. Otra cuestión serán los impuestos que habrá que pagar por ese regalo, como ya hemos apuntado líneas arriba.

Traspaso del plan de pensiones a otras modalidades de ahorro

Otra de las preguntas que surge al tratar la cuestión de los planes de pensiones es si los fondos que éstos contienen pueden ser trasladados a otras figuras de ahorro, tales como los Unit Linked o los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS). Pues bien, la respuesta es negativa: los planes de pensiones pueden ser trasladados de unos a otros, es decir, cambiando de entidad, pero no de modalidad de ahorro.

Unir dos planes de pensiones

Finalmente, otra de las dudas también más recurrentes tiene que ver con la posibilidad de unir dos planes de pensiones. Al revés que en el supuesto anterior, la contestación a este interrogante es positiva, ya que la legalidad vigente permite juntar las dos herramientas de ahorro en una sola, ya sea total o parcialmente. Es decir, que puede trasladarse la cantidad que se quiera al plan de pensiones que se desee. Bastará con ponerse en contacto con la gestora del plan de destino de los fondos para que ésta realice la solicitud a la entidad de origen del traspaso de los mismos.

Imágenes – Shutterstock

Publicidad