Publicidad

Los planes de pensiones de empleo

Descubre las ventajas de los planes de pensiones específicos para empresas.

Los planes de pensiones de empleo se presentan como una opción más, en caso de tener acceso a ellos, para plantear un ahorro de dinero orientado la jubilación. Se trata de un producto englobado, lógicamente, dentro de los planes de pensiones y que puede servir para complementar la pensión de retiro  que otorga la Seguridad Social en el marco del sistema público de pensiones, máxime dado el estado actual -bajo mínimos- del Fondo de Reserva, conocido como la hucha de las pensiones‘.

Si quieres pagar menos al rescatar tu plan espera a 2016

Sin embargo, y sobre todo para aquellos a los que en su entorno laboral inmediato no se les presenta la oportunidad de interactuar con este tipo de productos, conviene repasar las características principales de esta modalidad de planes de pensiones.

¿Qué son los planes de pensiones de empleo? 

Los planes de pensiones de empleo son instrumentos de ahorro-previsión a largo plazo promovidos por una pequeña o mediana empresa o un autónomo para sus trabajadores cuya finalidad principal es, como ya se ha indicado, complementar la pensión de jubilación que se percibe de la Seguridad Social. 

Es decir, que sus impulsores son siempre pymes o trabajadores por cuenta propia y está destinado a hacer partícipes del producto a los empleados de aquéllos. Aunque, eso sí, no hay que olvidar que son compatibles con otro tipo de figuras de ahorro.

cuando contratar el plan de pensionesLa adhesión de los trabajadores a un plan de pensiones de empleo es voluntaria y, además, puede producirse una vez constituido el mismo.

Los planes de pensiones de empleo, también para el empresario o los socios

En estos planes de pensiones específicos para las pymes no sólo tienen cabida los trabajadores, sino que también pueden integrarse en ellos como partícipes tanto el propio empresario como los socios trabajadores y, de forma genérica, el personal que mantiene una relación laboral con la sociedad, incluyendo las de carácter especial.

Tipos de planes de pensiones de empleo

Los planes de pensiones de empleo tienen tres posibles modalidades:

  1. De prestación definida, en los que está predeterminada la cuantía de todas las prestaciones que percibirán los beneficiarios.
  2. De aportación definida. En ellos queda prefijado el importe de las contribuciones de la pyme y, en su caso, de los empleados de la misma, pero no está garantizado ni definido el montante de las prestaciones futuras. La aportación podrá establecerse en términos absolutos o en función de otras magnitudes, como los salarios, los flujos empresariales, las cotizaciones a la Seguridad Social u otras variables.
  3. Mixtos. El objeto de los mismos es, a la vez o de forma separada, la cuantía de la prestación y/o de la contribución. Quedan incluidos en esta modalidad los planes de pensiones de empleo que figuran a continuación.
Consejos para quienes deseen contratar un Planes de Pensiones
  • En los que estando definida la cuantía de las aportaciones se garantiza la obtención de un tipo de interés mínimo en la capitalización de aquéllas o una prestación base.
  • En aquellos que, estando establecida la cuantía de las aportaciones, se garantice la obtención de un tipo de interés determinado en la capitalización de las aportaciones realizadas.
  • Los que combinan la aportación definida por alguna contingencia con la prestación definida para otra u otras de las contingencias.

Ventajas de los planes de pensiones de empleo para la empresa

Los beneficios en términos de ahorro para el trabajador que participa en un plan de pensiones de empleo son evidentes, pero ¿y para la empresa? En ese sentido, hay que considerar que las contribuciones que realiza la pyme a los planes de pensiones de empleo constituyen una remuneración adicional para el empleado, en forma de beneficio social, incentivando tanto su contratación como su fidelización. Este último aspecto suele conllevar un incremento de la productividad de la pyme al aumentar la motivación del empleado.

Además, al ser tomadas como salario diferido, esas contribuciones al plan de pensiones de empleo en favor de sus trabajadores tienen la consideración de gasto deducible en el impuesto de sociedades que abona la pyme. Cabe recordar que los trabajadores también pueden efectuar aportaciones al plan de pensiones de empleo, siendo todas ellas desgravables en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

En la práctica, y debido a los acuerdos especiales entre el promotor y las gestoras que planifican estos productos ex profeso, es cierto que se pueden obtener condiciones muy interesantes que incluso superan a la media de los planes de pensiones del sistema individual.

Sin embargo, que se puedan obtener no significa necesariamente que todos estos planes de pensiones, de hecho, contengan las mejores propuestas generalizadas: habrá que analizar cada oferta.

Planes de Pensiones de EmplepLas comisiones en los planes de pensiones de empleo

Por otra parte, cabe recordar que las comisiones en los planes de pensiones de empleo, que se comunican antes de su contratación, son las habituales en este tipo de productos. De este modo, las tasas por gestión y depósito están limitadas por ley a un 1,5% y a un 0,25% respectivamente, aunque en la práctica son casi siempre inferiores.

Procedimiento de constitución simplificado

En último lugar, es preciso destacar que los planes de pensiones de empleo cuentan con un procedimiento de constitución simplificado que puede resultar muy útil para las empresas, ya que permite acelerar el proceso de contratación del producto.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *