Publicidad

Planes o fondos: Ventajas y desventajas

Si tuviéramos que encontrar un competidor directo para los fondos de inversión en lo que al medio plazo o largo plazo se refiere este competidor podría plasmarse en los planes de pensiones. Aun siendo productos distintos ambos pueden captar el interés de un inversor ahorrador a medio y largo plazo.

Obviamente se tratan de productos diferentes por lo que conviene tener claras sus características principales a la hora de contratarlos. Repasaremos sus principales pros y contras.

 

planes pensiones

Fondos de Inversión más baratos y con menos comisiones

Rentabilidad

Se trata de productos que tienen una amplia posibilidad de modelos de inversión. Esto significa que del mismo modo que encontraremos fondos de inversión destinados a renta variable emergente, podemos también encontrar planes de pensiones con la misma orientación inversora.

Sin embargo las rentabilidades medias no tienen por qué ser las mismas incluso cuando se dirigen a los mismos activos de inversión. Dependerán de cuestiones como las comisiones y gastos, el tipo de producto y la posible liquidez que presenta, algo que en el caso de los planes de pensiones como sabemos es pequeña por no decir inexistente.

Comisiones

Los planes de pensiones se están desplegando últimamente de la los fondos de inversión se están desplegando últimamente de sus competidores en este sentido. La tendencia es a que los fondos vayan reduciendo sus comisiones fijas en función de establecer comisiones basadas en el éxito del producto. Claro está que esta política sólo se puede dirigir hacia productos con rentabilidades proyectadas altas, por lo que, difícilmente se va a aplicar de manera tan tajante a fondos como los monetarios o garantizados.

Por su parte los planes de pensiones mantienen un sistema de costes inalterable, que aunque no figura entre los más elevados de los productos de ahorro necesariamente, a largo plazo es obviamente un lastre de haber sido mal escogidos.

La fiscalidad

Desde el punto de vista de los posibles beneficios fiscales los planes de pensiones con su política de aplazamiento de pagos, pueden parecer a priori más apetecibles. Obviamente como elemento de desgravación, algo que los fondos no aportan, así puede ser.

Sin embargo conviene recordar que un aplazamiento no es una condonación, esto significa que tarde o temprano deberemos responder fiscalmente sobre nuestro plan de pensiones.

Publicidad