Publicidad

Qué es el Convenio Especial y cómo afecta a tu jubilación

Si te han despedido o te has quedado sin trabajo y quieres seguir cotizando a la Seguridad Social el Convenio Especial te permitirá hacerlo. Te explicamos cómo funciona y cómo afectará a la pensión que cobrarás.

Hay supuestos en los que a una persona le puede interesar alargar sus periodos de cotización a la Seguridad Social pese a estar en paro o haber sido despedido. Cuando esto ocurre se puede suscribir un Convenio Especial, que no es más que un acuerdo suscrito voluntariamente con la Tesorería General dela Seguridad Social con el fin de generar, mantener o ampliar el derecho a prestaciones de la Seguridad Social.

Convenios-Especiales-con-la-Seguridad-Social

Los convenios pueden ser útiles para cubrir las prestaciones de invalidez permanente, muerte y supervivencia, derivadas de enfermedad común y accidente no laboral, jubilación y servicios sociales. Dicho de otra forma, si se diese uno de estos supuestos, se podría acceder a una pensión de jubilación o de viudedad, según fuese el caso, que de otra forma no estaría a tu alcance.

Quien puede suscribir el Convenio Especial

El Convenio Especial con la Seguridad Social recoge varios supuestos, aunque lo más normal es que lo firmen las personas que han dejado de cobrar el paro, trabajadores que causen baja en la Seguridad Social o pensionistas a los que les hayan denegado la pensión, entre otros. En realidad estos convenios son relativamente abiertos y casi cualquier persona que cese de cotizar podrá suscribirlos.

Estos son los casos más habituales:

  • Los trabajadores que causan baja en la Seguridad Social sin quedar encuadrados en ningún otro régimen del sistema.
  • Trabajadores con un contrato indefinido y autónomos con más de 65 años que acrediten 35 años de cotización y estén exentos de cotizar por contingencias comunes.
  • Trabajadores que cesen en la prestación de sus servicios y que sean contratados con una remuneración inferior a la que tenían y por lo tanto con una base de cotización inferior a la media de registrada su último año. Lo que ocurriría cuando pierdes tu trabajo y encuentras otro peor pagado.
  • Trabajadores en situación de pluriempleo que cesen en alguna de sus actividades. Es decir, quienes tengan varios trabajos y pierdan alguno de ellos.
  • Los pensionistas con capacidad permanente total y parcial.
  • Los trabajadores que hayan causado baja en la Seguridad Social y a la que les haya sido denegada la pensión.
  • Quienes estén percibiendo el paro y se les agote o pasen a percibir sólo el subsidio de desempleo.
  • Los pensionistas de incapacidad permanente o de pensión a quienes se les anule la pensión.

Los requisitos para poder firmar el Convenio Especial

Existe un requisito para poder firmar estos convenios y es haber cubierto un periodo de cotización mínimo de 1.080 días en los doce años  anteriores a la baja en la Seguridad Social.

Para solicitar el Convenio Especial bastará con presentar el modelo TA-0040 en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Cómo funcionan los convenios, cuánto hay que pagar

El funcionamiento de estos convenios es sencillo. El trabajador se hace cargo de pagar las cotizaciones a la Seguridad Social que le corresponderían si mantuviese la actividad para poder beneficiarse de las prestaciones que ya está recibiendo o que quiere seguir recibiendo.

La cuantía de estas cotizaciones dependerá de la base que se elija. Actualmente la Seguridad Social permite optar entre tres cotizaciones:

  • La base máxima del grupo de cotización de la categoría profesional en la que se haya estado dado de alta. En este caso será necesario acrecitar un periodo mínimo de cotización de 25 meses durante los cinco últimos años dentro de la misma para evitar la picaresca.
  • La base por la que se ha cotizado en los últimos doce meses.
  • La base mínima de cotización.

Sobre esta base de cotización se aplicará un coeficiente del 0,94. Es decir, que no se pagará toda la base, sino el 94% de la misma.

Cómo afecta a la pensión de jubilación

En este punto seguro que ya tienes más o menos claro que estos convenios afectarán a la pensión pública que percibas ya que alteran efectivamente las bases de cotización que has percibido y el tiempo cotizado, los dos elementos que se utilizan para su cálculo.

Según los últimos cambios, el tiempo que se tiene en cuenta para calcular la pensión ha aumentado, de forma que si ahora se tienen en cuenta 18 años o 216 bases de cotización, en 2022 esta cifra será de 25 años o 300 cotizaciones. El Convenio Especial puede ser una solución para el trabajador que no encuentra un puesto durante los últimos años de vida laboral o el que ha visto como su base (su salario) se ha reducido en estos últimos años. Gracias al convenio podrá mantener su nivel de cotización y acceder a una pensión mayor.

Esto ocurriría cuando un trabajador está percibiendo el subsidio de desempleo para mayores de 55 años y cotizando por la base mínima o el trabajador a tiempo parcial que cotiza por una base reducida. En ambos casos podrán volver a cotizar por el 100% de su base para que la pensión que reciban al jubilarse no sea menor.

También puede ser una solución para alcanzar los periodos mínimos de cotización exigidos cuando falte poco para acceder a ellos. Actualmente se exigen 15 años de cotización mínima, pero este cómputo va en aumento y en 2027 serán 25 los años exigidos.

transición reforma pensiones

Estas cotizaciones también pueden servir para acceder a la jubilación anticipada. Aquí te contamos cuáles serían los requisitos en este caso.

Mantener las bases de cotización

Pero sin duda lo más importante en la mayoría de los casos no será tanto el tiempo cotizado como la posibilidad de mejorar las bases de cotización y matenerlas en los niveles anteriores para poder acceder a la pensión que queremos. No hay que olvidar que la base reguladora es determinante para establecer la cuantía de la pensión que cobrarás una vez te jubiles. En este post te explicamos exactamente cómo se realiza el cálculo.

 

También te puede interesar

Imagen – Singkham en Shutterstock

Publicidad