Publicidad

¿Qué información debe darte tu plan de pensiones?

Hemos hablado ya en más ocasiones de los diversos informes relativos a la relación de los usuarios con sus planes de pensiones. Los datos más explícitos en estos informes hacen referencia al enorme desconocimiento general que los suscriptores de planes de pensiones tienen respecto a sus productos. Se considera que más de un 75% de los suscriptores desconocen cuestiones básicas de su plan de pensiones como por ejemplo en qué dirección invierte o como está evolucionando en cada momento. Obviamente conocer tu plan de pensiones es básico para poder calibrar si has acertado o no en la elección, para ello, debes acudir a la información que tu plan de pensiones debe ofrecer.

No debiera ser necesario remarcar la importancia de manejar el mayor número de datos posibles respecto a nuestro plan de pensiones. Se trata de un producto que va a resultar muy influyente en el futuro de nuestra calidad de vida a la hora de la jubilación, por lo que no debiera ser en absoluto lo que muchas veces es; un producto contratado como acompañante a otras opciones o productos de la entidad o buscando el beneficio fiscal.

depositos bancarios

 Bonificaciones a los planes de pensiones: cuáles sí y cuáles no

Qué información debo recibir sobre mi plan de pensiones

En primer lugar, sobre todo si es el primer producto de ahorro a largo plazo que vas a contratar, debieras definir claramente qué es lo que necesitas. Determinar qué tipo de ahorrador eres, en qué momento de tu vida te encuentras, cual es tu capacidad de ahorro, cuánto falta para tu jubilación… todo esto es un conjunto de datos que van a determinar realmente cuáles son los productos que más te beneficiarán, y, además, te va a comenzar a dar una perspectiva sobre cómo funcionan los planes de pensiones; pudiendo apostar por productos más arriesgados a más largo plazo, más conservadores cuando la jubilación se acerca, entender cómo funcionan los productos mixtos…

Teniendo claro todo lo anterior, a lo que también nos pueden ayudar los asesores de las gestoras y comercializadoras de planes de pensiones, debiéramos empezar a manejar información procedente de como veremos después de la entidad promotora, gestora o depositaria del plan.

 La información básica tiene que hacer referencia a las características del producto; qué tipo de plan es, cuál es su política de inversión, si presenta garantías o no, cuál  es el plazo de duración recomendada de su cartera, cuáles Son las comisiones y gastos… en definitiva realmente lo que le pediríamos de información a cualquier producto financiero o cualquier inversión.

A partir de manejar a la información contenida en el párrafo anterior ya podemos componer un esquema básico de cómo puede llegar a ser nuestro producto. Pero ahí no debiera detenerse la información, también necesitamos saber cuándo podemos rescatar el plan de pensiones, cómo podemos trasladar nuestro plan a otros de la entidad o gestora…realmente con este conjunto de información ya podríamos hacernos una muy buena idea de lo que vamos a contratar.

13856204644_d4d1a86a76_z¿Quién me ofrece la información?

Siendo partícipe o incluso beneficiario de un plan de pensiones la ley recoge que tienes unos derechos de información previos. La entidad financiera promotora del plan, bien directamente o bien a través de la entidad gestora o depositaria del fondo de pensiones, es la responsable de informarte adecuadamente sobre las principales características del plan y las prestaciones que puede llegar a ofrecerte. Esta es una información obligatoria que no sólo puedes si no debes solicitar siempre a la hora de contratar un plan de pensiones, incluso cuando llegas a esta contratación simplemente a través de la vinculación con otros productos, algo por ejemplo bastante habitual en algunas ofertas de hipotecas.

Debes tener en cuenta que posteriormente a la suscripción del plan vas a recibir información profusa en forma de documentación sobre las especificaciones del producto y la declaración de principios de la política de inversión, esto puede llegar a ti de diferentes maneras pero en cualquier caso siempre debe llegarte, la cuestión, estriba en no esperar a esta información ya que es post suscripción, debes procurar siempre manejar todos estos datos de manera previa a la contratación.

¿Y después?

Puede existir la tentación de pensar que una vez contratado el producto del es limitarte simplemente a las aportaciones y olvidarte de él.  Claro está que eso es algo que puedes hacer sin embargo, no es ni de lejos lo más interesante recomendable para tu bolsillo. Conviene hacer un seguimiento regular de la evolución del plan, debes tener en cuenta que los traspasos entre planes (por ejemplo entre las ofertas de la misma entidad) no presentan penalizaciones, cargas fiscales o costes, lo cual hace muy sencillo poder modificar la dirección de un producto al trasladar nuestro capital a otro que consideremos más adecuado, sólo por esto ya es importante seguir la evolución de nuestros planes de pensiones en el tiempo.

Publicidad