Publicidad

¿Qué tipo de planes lo están haciendo mejor?

¿Qué tipos de planes de pensiones son los que mejor se comportan? ¿Qué categorías obtienen mejores rendimientos? Te descubrimos la evolución de cada una de las categorías a lo largo de los últimos años para que puedas saber si tu plan está o no rindiendo como debe.

Una de las claves para sacar el máximo partido a tu plan de pensiones es elegir el tipo que más te conviene en cada momento. Existen diferentes tipos de planes de pensiones según el riesgo que asumen y los activos en los que invierte. Así, se puede distinguir entre los de renta fija, renta fija, mixta o renta variable, por poner algunos ejemplos.

Evolucion de los tipos de planes de pensiones

En cada etapa de tu vida deberás apostar por una categoría dependiendo de los riesgos que quieras asumir y de tu horizonte de inversión. Lo que la mayoría de expertos recomienda es apostar en un primer momento por planes de pensiones más agresivos, con un fuerte componente de renta variable, para después hacer una transición hacia propuestas más moderadas conforme se acerca la edad de jubilación.

En realidad, lo que subyace en esta estrategia de planificar el ahorro a largo plazo es la posibilidad de enmendar los errores cuando se está empezando porque todavía hay tiempo para recuperarse, y la creciente necesidad de asegurar lo logrado conforme se acerca el momento de la jubilación. Al final, es lógico que cuando quedan pocos años para jubilarse sea más importante no perder el dinero acumulado que lograr más rentabilidad. De ahí se obtiene ese tránsito de la renta variable a la renta fija en planes de pensiones.

Sin embargo, una cosa es saber cómo debe ser el camino y otra muy diferente hacerlo. Elegir un plan de pensiones concreto e incluso una categoría no siempre es fácil. A este planteamiento inicial le pueden surgir 1.001 piedras por el camino. La mejor forma de saber qué hacer en cada momento es acudir a la evolución de los planes que tengas contratados para repasar la relación rentabilidad-riesgo y compararlos con la media de su categoría. 

Según los datos de Inverco, esta es la evolución de los diferentes tipos de planes de pensiones según su rentabilidad media anual ponderada. 

Rentabilidades medias anuales ponderadas en %
Tipos de plan en el Sistema Individual 25 AÑOS 20 AÑOS 15 AÑOS 10 AÑOS 5 AÑOS 3 AÑOS 1 AÑO
Renta Fija Corto Plazo 4,88 3,59 1,91 1,50 1,48 1,99 1,20
Renta Fija Largo plazo 5,03 3,80 2,70 3,16 3,90 5,52 7,99
Renta Fija Mixta 5,13 3,95 1,95 2,21 2,97 4,81 4,71
Renga Variable Mixta 5,35 4,39 1,98 3,36 5,13 8,84 8,35
Renta Variable NA 7,35 -0,22 3,96 7,68 13,35 14,23
Garantizados NA NA NA 2,92 4,20 8,00 9,63
TOTAL PLANES 5,09 3,97 1,86 2,75 3,97 6,73 7,52

Esta rentabilidad media debe servirte como guía para saber qué tal lo está haciendo cada sector y valorar si merece la pena o no el cambio. Además, también puede ser un referente para saber si tu plan lo está haciendo mejor o peor que la media y tomar medidas al respecto. Recuerda que una de las claves en la gestión de los planes de pensiones es mover tu plan si no responde bien -tiene pérdidas- o si su política de gestión no se ajusta a tus necesidades. Hacerlo apenas tendrá costes e incluso puedes obtener beneficios si aprovechas las diferentes ofertas por traspaso de planes que hay en el mercado.

Imagen – isak55 en Shutterstock

Publicidad