Publicidad

Cómo rescatar un plan de pensiones al llegar la jubilación

La finalidad última de los planes de pensiones obviamente reside en el hecho de ser rescatados en el momento de la jubilación del titular, un rescate que proporcionará determinadas cantidades en función de variables como el período que se lleva aportando al plan de pensiones, el tipo de plan que hemos elegido,  la evolución de los diferentes planes de pensiones por los que hemos ido pasando dentro de las opciones dinámicas… en definitiva cuestiones anteriores a la jubilación. Sin embargo ahora llega otra cuestión como recuperar ese dinero; es decir cómo cobrar el plan de pensiones.

Existen tres opciones principales para este rescate de un plan de pensiones, todas ellas lógicamente tienen que ver con cobrar el dinero que el plan nos tiene que ofrecer. La primera opción sería recuperar en una única vez todos los ahorros insertados en el plan, lo que sería de otra manera denominado como un pago único, la segunda opción sería establecer una renta periódica (habitualmente mensual) para cobrar dicha retribución, y, por último una fórmula mixta en la cual se cobre una parte en un pago único y el resto en plazos determinados.
Rescatar un Plan de Pensiones al llegar la jubilación
Debemos tener en cuenta, y es importante consultar esto de manera exhaustiva ya que además las legislaciones pueden ir variando determinados aspectos, que ninguna de las tres fórmulas se va a tratar igual, ya que a efectos fiscales no es lo mismo la percepción de una rentas que la percepción de un pago único, por ello es muy interesante como decimos tener en cuenta los aspectos fiscales del asunto.

A este efecto resulta muy importante tener claro que el importe que se rescata en un plan de pensiones va a sumarse a los rendimientos anuales y va a tributar al IRPF; dicho de otro modo al dinero que el usuario vaya obtener de sus ingresos de jubilación o de dónde procedan, va a tener que sumar el plan de pensiones.

Esto cobra una importancia capital a la hora de la decisión de un cobro el pago único o un cobro en rentas o mixto, ya que un pago único va a suponer en el año fiscal en el que se recibe dicho pago un aumento más que notable de los impuestos, mientras que los cobros en rentas, para considerarse rendimientos del trabajo, y proporcionalmente de manera anual será menor el aumento de impuestos, pero será anual y sostenido en el tiempo.

Por último conviene recordar para todos aquellos que realizaron aportaciones a planes de pensiones antes de 2007 que la reducción que se aplica sobre la tributación para dichos planes es de 40%, es decir sólo se pagarán impuestos por el 60%, aunque esto sólo ocurrirá cuando se rescata en forma de capital y pago único.

Publicidad