Publicidad

Santander Dividendo Plan de Pensiones

Dentro de la gama de planes de pensiones de Santander destinados a renta variable encontramos el Plan de Pensiones Santander Dividendos. Analizamos su composición, su evolución y te desvelamos para qué ahorrador puede ser interesante.

Banco Santander gestiona sus planes a través de Santander Asset Management. Su gama de planes de pensiones y fondos de inversión es muy amplia e incluye productos perfilados y otros individuales para que sea el propio ahorrador quien distribuya su cartera. El Santander Dividendo es uno de estos últimos y acercará al partícipe a la renta variable internacional europea.

santander dividendo plan de pensiones

En qué invierte

Como su propio nombre indica, este producto busca sacar partido de la inversión por dividendo e invierte en mercados y empresas que ofrecen altos dividendos. Este plan de pensiones surgió en 200 y su política de inversión sigue un proceso de gestión activa y flexible entre los diferentes mercados de renta variable europeo con sesgo de alta rentabilidad por dividendo esperada y bajo PER.

Por su composición, Santander Diviendo invertirá un mínimo del 75% de su patrimonio en valores de renta variable de emisores europeos, aunque también podrá destinar una parte de su patrimonio a emisiones de otros países de la OCDE.

Ahora mismo la distribución de activos, sin incluir productos derivados es la siguiente:

  • Tesorería 9,72%
  • Renta Variable España 1,42%
  • Renta Variable Europa 87,75%
  • Renta Variable Resto 1,11%

En total, la exposición bursátil incluyendo derivados es del 89,12%

Rentabilidad/riesgo a 12 meses

 

Rentabilidad media: 1,68% Volatilidad: 10,81%

Las rentabilidades anuales en 2015 y en los ejercicios anteriores frente a su categoría, que es la de Renta Variable Euro (datos de Quefondos.com) son las siguientes

2015 2014 2013 2012

2011

Plan +19,50% +9,30% +18,05% +8,18% -9,86%
Categoría +18,66% +5,21% +20,52% +12,55% -13,43%

Y si buscamos para periodos menores, la rentabilidad acumulada por periodos que van de un mes a cinco años es la que sigue.

1 mes

3 meses 1 año 3 años

5 años

Plan +0,19% +6,54% +23,55% +75,75% +65,89%
Categoría +0,46% +6,75% +19,89% +74,89% +66,24%

 Comisiones

La inversión mínima en este plan de pensiones es de 30 euros y la comisión de gestión de 1,5% con una comisión de depósito del 0,25%. De forma muy resumida, las comisiones están en el tramo alto del mercado.

Las aportaciones periodicas son también de 30 euros.

Resumen

El Santander Dividendo plantea unos rendimientos interesantes, superiores a la media del mercado y es uno de de los mejores de sus características.

El único inconveniente del plan son sus elevadas comisiones.

Antes de contratar uno de renta variable

Los planes de pensiones de renta variable son los que más riesgo asumen y por lo tanto son idóneos para inversiones a largo plazo, donde los mercados siempre tienden a ofrecer beneficios. Por el contrario, conforme se acerque la edad de jubilación dejarán de ser interesantes precisamente por el riesgo que asumen.

En el caso concreto del Santander Dividendo, al buscar compañías con una alta rentabilidad por dividendo, parte del riesgo que asume se diluye, ya que recupera parte de la inversión vía dividendos que después podrá reinvertir. Es decir, que desde el plan ya van retirando parte del dinero invertido a través de los dividendos que pagan las empresas en las que invierta.

Además, desde el punto de vista de riesgo, se supone que las empresas que reparten dividendo están más saneadas, ya que disponen de capital para retribuir a sus accionistas.

Fiscalidad en los planes

La fiscalidad de los planes de pensiones es uno de sus grandes reclamos. Gracias a diferentes ventajas para primar el ahorro a largo plazo, invertir en este producto permite pagar menos impuestos al hacer la declaración de la renta.

Las aportaciones al plan se reducen en el IRPF dentro de unos límites que marca la Ley. En concreto, para la renta 2014 no se podrán haber invertido y desgravado más de las siguientes cantidades.

  • Si tienes hasta 50 años, el límite anual es 10.000 € (con el tope del 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas)
  • Si tienes más de 50 años, el límite es de 12.500 € (con un tope del 50% de los ingresos).

A esto se pueden sumar 2.000 euros para aportaciones en favor del cónyuge siempre que sus ingresos no superen los 8.000 euros.

La fiscalidad a aplicar en 2015 es diferente. En el presente ejercicio no se podrá invertir más de 8.000 euros independientemente de la edad. Es decir, que da igual que tengamos más o menos de 50 años, el límite no cambia. Lo que se mantiene sin alternaciones son los porcentajes a reducir en el IRPF según los ingresos y la base imponible de los contribuyentes (30% de la base imponible para los menores de 50 años y 50% para los mayores).

También suben las aportaciones que se pueden realizar a favor del cónyuge, que ahora ascienden hasta los 2.500 euros.

A continuacion le acercamos todos los rankings por categorías de los Planes de Pensiones

 

Publicidad