Publicidad

¿Seguro de vida ahorro o plan de pensiones?

Aunque los planes de pensiones son productos más conocidos, ello no significa que debas ignorar los seguros de vida ahorro, que tienen ventajas e inconvenientes respecto a los primeros.

Con la hucha de las pensiones bajo mínimos y la esperanza de vida en franco aumento, la paga pública de jubilación se encuentra en tela de juicio, sobre todo en lo que se refiere al largo plazo. Al ser cada vez más difícil mantener la tasa de sustitución, la atención sobre el sector privado va en aumento.
Seguro de vida ahorro o plan de pensionesAl hablar del ámbito privado de la jubilación, el primer pensamiento suele ir a parar a los diversos tipos de planes de pensiones. Sin duda, el vehículo de ahorro frente al retiro laboral más conocido por el gran público. Sin embargo, no es el único. Aquí te contamos todas las diferencias que necesitas saber entre los seguros de vida ahorro y los planes de pensiones.

Los seguros de vida ahorro

Estos instrumentos de inversión no difieren en gran medida de otros seguros. Al menos, en la dinámica general y básica. En esencia, las pólizas de vida ahorro permiten que el asegurado cobre un cierto montante en pagas durante un tiempo, en un único desembolso o como una renta vitalicia llegado un momento que se determina de manera previa. El seguro de vida ahorro es la unión entre un plan de ahorro y un seguro de vida y cuenta con varias modalidades.

Los planes de previsión asegurados

Los planes de previsión asegurados (PPA) vienen a ser como primos hermanos de los ya citados planes de pensiones. Los PPA permiten constituir un capital para la jubilación, no pueden rescatarse hasta la fecha de vencimiento y ofrecen una rentabilidad mínima garantizada, pudiendo deducirse las aportaciones en el IRPF hasta una cantidad de 8.000 euros.
Seguro de vida ahorro plan de pensiones

Los planes individuales de ahorro sistemático

Por su parte, los planes individuales de ahorro sistemático, los conocidos como PIAS, son contratos que tienen por objeto disfrutar de una renta vitalicia. Una vez transcurridos cinco años desde el abono de la primera prima, deja de haber condiciones para su rescate y, al tiempo, que sigas pudiendo beneficiarte de las ventajas fiscales. Las aportaciones no pueden rebasar los 8.000 euros anuales, siendo el límite total máximo de 240.000 euros. Además, los PIAS incluyen una rentabilidad mínima garantizada y no tendrás que pagar impuestos por ellos hasta que empieces a recibir las rentas.

Los ‘Unit Linked’

Los United Linked dedican las primas que reciben de sus asegurados a fondos de inversión o a otros activos sin que la rentabilidad esté garantizada, pero puedes rescatarlos cuando quieras. Además, estos productos dan un capital adicional en caso de fallecimiento del asegurado.

Los planes de pensiones

Finalmente, aunque son productos muy conocidos, cabe recordar que los planes de pensiones posibilitan un ahorro a largo plazo de cara a la jubilación en forma de capital o de rentas. Las aportaciones del partícipe se invierten para lograr una rentabilidad de la que pueda beneficiarse el pensionista al rescatar el plan, así como del dinero depositado a lo largo de los años.

¿Qué conviene más, un seguro de vida ahorro o un plan de pensiones?

Lo primero que debes tener claro es que nadie es adivino, no podemos saber lo que nos depara el futuro. De la misma manera, cada inversor, cada ahorrador, cada asegurado y cada pensionista en potencia tiene unas posibilidades y unas expectativas. No obstante, de forma genérica, sí debes tener en cuenta varias cuestiones:

  • El plan de pensiones está específicamente ligado a la jubilación y, generalmente, dedicado a complementar la paga pública. Mientras que el seguro de vida ahorro puede servir simplemente para acumular capital a largo plazo y recibirlo, por ejemplo, en forma de de renta vitalicia hasta el óbito.
  • También debes considerar el capital que puedes destinar al ahorro.
  • Asimismo, también cuentan las implicaciones fiscales presentes y futuras. Aunque ya hemos hecho varias aclaraciones en este ámbito, cabe precisar que, al recibir la prestación, los seguros tributan por la base imponible del ahorro, mientras que los planes de pensiones lo hacen por la general.
  • Riesgo y rentabilidad van siempre unidos, y en este caso no se da una excepción. Así, en general, con los seguros se asume un riesgo menor, pero el rendimiento puede ser igualmente más bajo. En los planes de pensiones se invierte la situación.

Ventajas de los seguros de vida ahorro frente a los planes de pensiones

Los seguros de vida ahorro permiten realizar aportaciones periódicas, modificarlas o detenerlas, ofreciendo, en caso de necesitarla, liquidez en todo momento. Además, el capital de estos productos se encuentra garantizado por el Consorcio de Compensación de Seguros. Tampoco debes olvidar, aunque ya se ha mencionado, la diferencia entre la fiscalidad entre unos y otros productos al recuperarlos, que pueden ser de hasta el 45% frente al 23% en favor de los seguros de vida ahorro.

Ventajas de los planes de pensiones frente a los seguros de vida ahorro

Además de tener la posibilidad de obtener mayores beneficios, la fiscalidad durante la vigencia del producto es interesante en los planes de pensiones, no así al rescatarlo. Asimismo, las condiciones para recuperarlos se han ido relajando en los últimos años y ya no se limitan únicamente a la jubilación, siendo en la actualidad también posible en los siguientes casos:

  • Fallecimiento. El capital irá a parar a las personas que haya designado el partícipe como beneficiarios o, en su defecto, a los herederos legales.
  • Por incapacidad laboral total y permanente.
  • Por enfermedad grave.
  • Desempleo de larga duración, es decir, más de doce meses en paro y sin contar con acceso a ninguna pensión contributiva.
  • Para evitar el desahucio.
  • Pasados diez años desde la primera aportación: desde 2015 también pueden recuperarse los derechos consolidados del plan al cabo de diez años, aunque sólo la parte correspondiente a lo aportado ese ejercicio. Así, en 2025 podrá rescatarse el dinero invertido en 2015 y en 2016, el de 2026.

 

También puede interesarte:

Diferencias entre planes de pensiones y planes de jubilación

Los partícipes en suspenso de los planes de pensiones

Los ‘secretos’ mejor guardados de los planes de pensiones

Publicidad