Publicidad

Sistemas de previsión: Tres opciones para ahorrar

Los sistemas de previsión se han convertido en una herramienta muy utilizada por los trabajadores al momento de querer asegurase una buena pensión de jubilación, teniendo en cuenta que son productos totalmente compatibles con las prestaciones públicas por jubilación.

Ya hemos comentado en otra oportunidad, que lo ideal es comenzar a ahorrar a una edad temprana, alrededor de los 35 años, para de esta manera poder asegurarnos un capital interesante. Con cualquiera de las tres opciones que a continuación le presentaremos el capital final disponible será el resultado de las aportaciones, de la rentabilidad y del plazo de tiempo transcurrido desde su apertura del plan hasta la jubilación del trabajador.

Los principales productos de previsión son:

Se trata de un seguro de ahorro y previsión que posee coberturas y prestaciones, también existen límites de aportaciones y tratamiento fiscal similares a las de los planes de pensiones. La diferencia principal entre los PPA y los planes de pensiones es que los primeros tienen la obligación de establecer una garantía de tipo de interés, con lo cual se limita la posibilidad de perder dinero. Su rentabilidad depende del comportamiento de los activos en los que se invierten en los mercados financieros.

  • Planes individuales de ahorro sistemático (PIAS).

Se trata de un producto destinado a aquellos ahorradores que tampoco desean estar pendientes de los vaivenes financieros. Su principal atractivo esta en la disponibilidad que tiene el dinero aportado a través de este producto, ya que puede ser rescatado en cualquier momento. Otra ventaja que encontramos con los PIAS es en cuanto a su fiscalidad, ya que cuando el titular decida retirar su ahorro, éste estará libre de tributación siempre y cuando cumpla con el requisito de recuperarlo en forma de renta vitalicia y hayan pasado más de diez años desde que lo contrató. Con relación a la rentabilidad del producto, las entidades ofrecen intereses de rentabilidad muy similares a los de la deuda pública.

Es el producto un más extendido, y actualmente se ha ampliado el número de supuestos en los que el dinero de un plan de pensiones se puede rescatar. Hasta no hace mucho tiempo, para que el titular pudiera retirara el rendimiento de sus aportaciones debía haber llegado a su edad de jubilación, estar en paro por un periodo mayor a un año, tener una enfermedad grave o ser discapacitado o persona dependiente. Hoy en día, las personas que se encuentren en situación de paro y hayan agotado su prestación por desempleo, o los que no tengan derecho a la misma, pueden rescatar su dinero del plan de pensiones. Con lo cual una desventaja de los planes de pensiones es su caracteristica de intocable. Por el contrario, su mayo ventaja esta en la fiscalidad que posee este producto ya que le permite al titular menor de 49 años que se deduzcan de la base imponible hasta 10.000 €.

Como vemos, son tres opciones diferentes de previsión, pero todas con el mismo fin: poder disponer de un ahorro adicional al de la prestación publica por jubilación.

Publicidad

One response to “Sistemas de previsión: Tres opciones para ahorrar

  1. Incluir también el PPSE: Plan de Previsión Social Empresarial, o Plan de Previsión Social Empresarial garantiza un interés técnico mas participación en beneficios al vencimiento y con la misma fiscalidad de los Planes de Pensiones de Empleo.

Comments are closed.