Publicidad

Planes de pensiones 2012

Un Plan de Pensiones es un producto de ahorro que nos brinda múltiples ventajas, aunque siempre hay que ser precavido y analizar cuál será el que mejores beneficios le ofrece según sus características y exigencias.

Las principales ventajas de los planes de pensiones 2012 son:

Seguridad: Los Fondos de pensiones son propiedad de sus partícipes, están administrados por una sociedad Gestora y existe una entidad Depositaria distinta que custodia los títulos que forman parte del fondo.

Control: Los partícipes a través de la Comisión de Control supervisan la marcha del fondo.

Disponibilidad: se puede trasladar a otro Plan, sin ningún tipo de repercusión fiscal y sin coste alguno, además los parados que no tengan ningún subsidio podrán rescatar su plan de pensiones.

Alto Rendimiento: Debido a la canalización del ahorro procedente de muchos pequeños inversores, el Plan tiene acceso a productos financieros y precios que serían imposibles de obtener por un ahorrador individual.

Total Flexibilidad: El participe puede, por voluntad propia, modificar el importe de sus aportaciones, su periodicidad, realizar aportaciones extraordinarias, e incluso suspender sus aportaciones temporal o definitivamente sin perder ningún derecho como partícipe. Sus derechos consolidados seguirían generando los correspondientes rendimientos.

Gestión Profesional: La gestión es dirigida por una Sociedad Gestora compuesta por un conjunto de especialistas en mercados financieros.

Beneficio Fiscal: El plan de pensiones permite deducir las aportaciones en la base imponible del IRPF (Impuesto a la Renta sobre las Personas Físicas).

Como ya sabemos, un Plan de Pensiones es un producto ahorro-inversión que se encuentra vinculado directamente a la jubilación. Básicamente podemos diferenciar tres tipos de planes:

•    Asociados: son para un colectivo determinado.
•    Individuales: para quien voluntariamente quiera suscribirlos.
•    De empleo: son promovidos por las empresas como fórmula de retribución en especie a sus trabajadores.

Otra forma de clasificarlos puede ser la siguiente:

Según el sujeto constituyente: es muy similar a la clasificación anterior, ya que estos planes tienen que ver con quien lo promueve. Así, los Planes de Pensiones del Sistema Individual son los promovidos por una o varias entidades de carácter financiero, entidades de crédito o compañías aseguradoras, y cuyos partícipes son las personas físicas que lo contratan. Por su parte, los Planes de Pensiones del Sistema Asociado, son los promovidos por cualquier asociación, sindicato, gremio o colectivo, siendo los partícipes sus asociados y miembros.

Por ultimo tenemos los Planes de Pensiones del Sistema de Empleo, son los constituidos por cualquier entidad, corporación, sociedad o empresa y cuyos partícipes son sus empleados.
Según las obligaciones estipuladas: en este caso las prestaciones y aportaciones son las encargadas de definir esta clasificación. Los Planes de Pensiones son de Prestación Definida cuando en ellos se define la cuantía de las prestaciones a percibir por los beneficiarios. Una vez fijada la prestación, la aportación se obtiene de la aplicación del sistema financiero-actuarial establecido en el Plan y de la evolución de la rentabilidad. Por su parte son de Aportación Definida cuando en el momento de la creación del Plan se define la cuantía de las aportaciones de los partícipes y de las contribuciones del promotor, y en este caso la cuantía de las prestaciones no queda determinada hasta el momento de la contingencia como resultado del proceso de capitalización desarrollado por el Plan. Por ultimo son Mixtos en el supuesto de que, simultáneamente, se defina la cuantía de la prestación y la cuantía de la contribución.

Publicidad