Publicidad

Ventajas y Desventajas de los Planes de Pensiones

Los planes de pensiones son una especie de ahorro asegurado que estará a plena disposición del contratante cuando se jubile con lo cual hay que tener muy en cuenta que cuanto antes se contrate este producto, más ahorro se garantizará. Contratar un plan de pensiones tiene ventajas y desventajas que es importante conocer.los-planes-mas-contratados

Somos conscientes de que a la hora de preparar nuestro futuro el método más habitual es contratar un plan de pensiones que nos pueda servir de hucha, con una rentabilidad, para en el momento en que dejemos de trabajar definitivamente tengamos un punto en el que apoyarnos, amén de lo que podamos percibir como pensión de jubilación, que dicen los expertos que irá a menos y podría desaparecer en unas décadas. De esta manera, se puede abordar el asunto de las ventajas y desventajas desde varios puntos de vista.

Si hablamos de las ventajas, la primera que tenemos que citar es la fiscalidad.

Las aportaciones tienen un tratamiento favorable en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ya que los aportantes a planes gozan de reducciones en la parte general de la base imponible del IRPF. Pero los rescates tributan como rentas del trabajo sin distinguir entre las aportaciones y los rendimientos generados por éstas. La principal ventaja es reducir la base imponible del IRPF, con los siguientes límites máximos, dependiendo de la edad del aportante: Si usted tiene hasta 50 años, el límite anual es 10.000 € (con el tope del 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas). Si tiene más de 50 años, el límite es de 12.500 € (con un tope del 50% de los ingresos). Estos límites podrán subir ya que, con independencia de las reducciones anteriores, si su cónyuge percibe rentas inferiores a 8.000 euros anuales, podrá reducir las aportaciones realizadas a favor de su cónyuge, con el límite máximo anual de 2.000 euros. Existen casos especiales para aquellas personas con minusvalía igual o superior al 65%, que podrán aportar hasta un límite de 24.250 euros. Y si usted es familiar de minusválido en línea directa, colateral hasta el tercer grado o cónyuge, y quiere hacer aportaciones a favor de éste, podrá hacerlas de forma complementaria a la suya, siempre con el límite de 10.000 euros anuales. En ningún caso podrá superarse conjuntamente el límite de 24.250 €.

Otro aspecto favorable es el tema de las aportaciones. Estas pueden ser periódicas, a gusto del cliente al igual que la cantidad a aportar, lo bueno es que no viene impuesto por la entidad financiera que ofrece el producto, lo cual puede ser muy importante para quienes no puedan asegurar una cuota fija, debido a que por su corta edad, todavía tienen muchos compromisos financieros que cumplir.

Tenga en cuenta que al contratar un plan de pensiones no es necesario un gran conocimiento del mercado, ya que una vez que se ha elegido el plan de pensiones ya no hay que tomar más decisiones. El que lo desee puede optar por cambiar un plan que invierta en bolsa española por otro que lo haga en bolsa americana o europea, por ejemplo, según su criterio y expectativas. Pero no es imprescindible tomar este tipo de decisiones que, por otra parte, tampoco aseguran una rentabilidad superior. Además, ha de tener en cuenta la facilidad para moverlo. El ahorrador puede cambiar de plan de pensiones sin prejuicio fiscal. El plazo del traspaso es más largo en los fondos.

Entre las desventajas podemos contar:

Más comisiones. Las que se aplican a la gestión de planes de pensiones son más elevadas que las que se imponen en los fondos de inversión.

Menos liquidez. El dinero aportado a un plan queda cautivo hasta la jubilación salvo en casos excepcionales. El contratante no podrá disponer de todo el dinero hasta que se jubile. Estos planes no contemplan la liquidez previa, salvo que la entidad así lo haya acordado, pero generalmente implica sanciones y pagos extraordinarios por retirar el dinero antes de la jubilación.

Secuestrado. Una vez metido en un plan de pensiones, ya no podrás elegir dónde invertir de entre todas las ofertas del mercado, sino que tus opciones se reducirán a los productos que te proponga el banco: los de renta fija dan poca rentabilidad actualmente (menos del 3% TAE). Es mucho más interesante cualquier cuenta ahorro, depósito o pagaré, mientras que los de renta variable pueden hacerte perder dinero ya que no garantizan el capital si este producto baja de manera estrepitosa como ya ha pasado.

Con todo esto, desde la página www.gurublog.com se advierte de una serie de personas que no deberían apostar por estos productos según el experto de esta página.

Personas con sueldos bajos, personas que no lleguen a mileuristas, ya que lo que ahorrarán en fiscalidad es tan poco que no compensa lo que pierden por no estar contratando un depósito.

Inversores inexpertos. Al contratar un plan de pensiones de renta variable hay que conocer muy bien el fondo al que está vinculado para estar seguros de que no perderemos parte de nuestros ahorros con él. No es como un producto de renta fija (bonos, pagarés, depósitos…) que prometen una rentabilidad y eso es lo que obtendremos al final.

Personas que no están seguras de poder prescindir de esos ahorros hasta su jubilación. El dinero colocado en un plan de pensiones no es controlable ni recuperable antes de la jubilación, a no ser que enfermes o estés sin empleo por un larguísimo período de tiempo. Por eso, si no estás segurísimo de poder prescindir de todo lo acumulado durante décadas, es mejor que inviertas en depósitos a plazo fijo (hasta el 5% TAE) o, si prefieres disponibilidad total del dinero, en cuentas remuneradas (también hasta el 5% TAE).

También te puede interesar:

Ventajas y beneficios de los Planes de Pensiones

Planes o fondos: Ventajas y desventajas

Ventajas de los Planes de Previsión Asegurados

Ventajas de los Planes Individuales de Ahorro Sistemático

 

 

Publicidad
Comments are closed.